En un comunicado que fue emitido en la cadena de televisión por cable canal HBO, la cantante Lady Gaga entre lagrimas ha dejado de lado toda su rareza e extravagancia dejando  ver su lado mas frágil revelando todo su pasado.

La cantante de 28 años afirma  que antes de convertirse en el ídolo de todas las masas sufrió la burla de sus compañeros adolescentes. “Sigo luchando por cada niño que es como yo, como me sentía y todavía me siento”, dice con lágrimas en los ojos.

Gaga explica en el documental sobre  cómo se siente minutos antes del espectáculo y la responsabilidad que siente de ser leal a sus seguidores. Admite: “A veces me siento como el mármol de la escuela secundaria fui y tengo que decir que todas las mañanas soy una superestrella y tengo que estar ahí para mis fans, que me necesitan.”